Una noche,  una de nuestras voluntarias volvía de alimentar a una de las colonias cuando escuchó unos maullidos entre unos arbustos.

Se paró ante ellos y no dudó en empezar a llamar al peludo y a meter las manos para cogerlo. Allí encontró a Greta, su estado era alarmante ya que tenía una pata metida dentro del collar antipulgas que llevaba.

Esto le había producido una gran herida en la axila que al día siguiente fue desinfectada y cosida. No sabemos los días que llevaba Greta con esa herida, pero debían de ser varios ya que la infección tenía mala pinta.

Al llevar el collar anti pulgas, informamos de su encuentro a la policía por si había alguna denuncia de pérdida y colgamos carteles por la zona de Santa Agnès de Malanyanes, donde la encontramos. Pero no hubo suerte, nadie la reclamó.

A Greta se le notó desde el minuto uno que es una gata de casa, super cariñosa y agradecida por que la hayamos encontrado. La herida de la axila evolucionó correctamente y no le ha quedado ninguna secuela.

Greta nació en la primavera del 2015 y se encuentra en acogida junto a más gatos, esperando a que llegue su verdadera familia, aquella que no la deje escapar nunca.

Raza: European Shorthair


Estado: Adoptado!



Nombre: GRETA

Género: Hembra

Edad: Menos de 8 años

Descripción: Una noche, una de nuestras voluntarias volvía de alimentar a una de las colonias cuando escuchó unos maullidos entre unos arbustos.

Se paró ante ellos y no dudó en empezar a llamar al peludo y a meter las manos para cogerlo. Allí encontró a Greta, su estado era alarmante ya que tenía una pata metida dentro del collar antipulgas que llevaba.

Esto le había producido una gran herida en la axila que al día siguiente fue desinfectada y cosida. No sabemos los días que llevaba Greta con esa herida, pero debían de ser varios ya que la infección tenía mala pinta.

Al llevar el collar anti pulgas, informamos de su encuentro a la policía por si había alguna denuncia de pérdida y colgamos carteles por la zona de Santa Agnès de Malanyanes, donde la encontramos. Pero no hubo suerte, nadie la reclamó.

A Greta se le notó desde el minuto uno que es una gata de casa, super cariñosa y agradecida por que la hayamos encontrado. La herida de la axila evolucionó correctamente y no le ha quedado ninguna secuela.

Greta nació en la primavera del 2015 y se encuentra en acogida junto a más gatos, esperando a que llegue su verdadera familia, aquella que no la deje escapar nunca.


Subir